5 claves para una entrevista de trabajo

 Escrito el 14 Febrero 2017

Debes conseguir este empleo porque lo necesitas o porque es el empleo de tu vida. Tienes la oportunidad, ya diste el primer paso y enviaste tu CV o tu carta de presentación. En este momento, en que ya todo está dado para que lo obtengas: el miedo te paraliza.

El miedo es normal y tiene que ver con nuestro instinto de conservación. En estos casos, lo que debes hacer es prepararte para no llegar al momento de la entrevista en estado de shock total.

  • Busca bien al sitio en el que vas a ser empleado. Si conoces a algún empleado, mejor, porque sabrás cómo se maneja todo internamente y te sentirás más preparado. También asegúrate de que la visión y los objetivos de la compañía/empresa/empleador único te hacen sentir cómodo. Es bueno que antes de la entrevista de trabajo estés seguro de que ese es el trabajo que quieres. Yo sé que a veces no se puede elegir, pero en el caso de que sí, haz tu research. Busca en su página web, o pregunta a tus conocidos.
  • Hay ciertas preguntas que de seguro te van a hacer en una entrevista (las listaremos debajo del post). Y el mayor temor tiene que ver justamente con estas preguntas. Debes saber que no te preguntarán nada que no puedas responder, solo debes prestar atención y pensar antes de hablar. No puedes, bajo ninguna excusa, llevar tus respuestas aprendidas de memoria, pero lo que sí puedes hacer, y es lo que recomendamos, es reflexionar varios días antes sobre ellas para estar seguro de que tienes claro lo que esperas de ese trabajo.
  • Este debería ser un ítem anterior a que tú envíes tu CV. Puede que estés nervioso porque te “tomen examen” y esto le ocurre en general a quienes no pueden comprobar lo que saben, menos que menos pueden comprobar que saben lo que ¡no saben! No mientas en tu CV porque si el trabajo requiere una habilidad sobre la cual tú mentiste, pasarás vergüenza de seguro.

El día ha llegado, no queda más que enfrentar los hechos

Ya es el día, así que para evitar nervios extra, asegúrate de chequear bien día, hora y lugar de encuentro. En general, (este es un consejo que le doy siempre a mis amigos y a los estudiantes con los que trabajo) hay lugares en los que es más relajado todo y quizás tu sepas eso, pero culturalmente la puntualidad es un valor que hasta en muchos trabajos es remunerada como un extra (“bonus por puntualidad” o “presentismo”). Te agregarás una pila de nervios si sales con el tiempo justo y pierdes el bus, o no consigues un taxi, o pinchas una rueda, o los mil imprevistos que pueden surgir. Ahora al consejo: lo que yo siempre recomiendo es ir una hora antes al lugar y quedarse en un café relajándose, tomando algo liviano y ya estando seguros de que estamos en el lugar y llegaremos bien. 20 minutos antes pides la cuenta, pagas, vas al baño a arreglarte, fijarte que no tengas manchas de café en los dientes (jaja) y vas relajado a tu entrevista (o quizás más despierto, quién sabe). Nombraba a los estudiantes, porque es muy similar la situación de la entrevista de trabajo a la de los exámenes finales de la universidad.

Fuente (YouTube)

En la entrevista…

1. Presta máxima atención a quien te entrevista, y evalúa la pregunta mentalmente para ver si la entiendes bien y luego contesta.

2. No estés apurado, tómate tu tiempo para responder bien, para hablar de una manera pausada y que se entienda.

3. Respira profundo para mantenerte tranquilo y no agitarte. No te estrujes las manos, ni las aprietes si sabes que te sudan. Solo sé natural.

4. Cuida tu lenguaje, procura siempre un registro formal, el trato de usted al entrevistador (a menos que te incite a un trato más informal). Evita decir “malas palabras” ya que están mal vistas.

5. Si no entiendes, pide por favor que reformulen la pregunta. Esto es esencial, porque es mucho más inteligente y sensato que digas: “Disculpe, no he entendido el sentido de la pregunta” a que contestes cualquier cosa.

Preguntas de ejemplo para reflexionar antes de una entrevista de trabajo:

1. Cuénteme algo sobre usted, a qué se dedicó hasta ahora.

2. ¿Por qué cambió de trabajo?

3. ¿Por qué eligió este puesto?

4. ¿Qué aptitudes tiene para desempeñarse en este puesto?

5. ¿Está buscando trabajo también en otros lugares?

6. ¿Ha sido despedido/a alguna vez? ¿Por qué?

7. ¿Le gusta trabajar en equipo o se desenvuelve mejor solo/a?

8. ¿Ha tenido algún problema en sus trabajos anteriores?

9. ¿Cuáles son sus expectativas económicas?

10. ¿Está casado/a? (si eres mujer, en general te harán esta pregunta, lamentablemente) ¿Tiene en vistas un embarazo?

Sigue la guía, reflexiona sobre las preguntas, sal pulcro y natural de casa, con tiempo de anticipación, tómate un café y a la entrevista de trabajo.

Recuerda siempre, que la “suerte” tú la haces, creando las circunstancias adecuadas para que todo ocurra como esperas.

Comparte este post con tus amigos!
Publicado por Mario en Trabajo

Todavía no hay comentarios, se el primero!

Escribir un comentario

SI puedes utilizar codigo HTML y emoticones en los comentarios.
NO se permiten insultos, enlaces de Spam ni mensajes en formato SMS.

Tu comentario será moderado la primera vez que lo hagas. Después de eso no será necesario si usas los mismos datos.