Cinco Consejos para Enfocar tu Negocio

 Escrito el 6 febrero 2017

Desafíos básicos de un negocio

Existen muchos negocios que están muy bien planteados, tienen un buen capital inicial, están localizados estratégicamente, tienen campañas publicitarias y estrategias orientadas a posicionar un negocio, y sin embargo fracasan. Mucho del éxito o el fracaso de una empresa no dependen del capital invertido, sino en conocer y orientar estratégicamente los atributos de nuestra empresa y fortalecer todo su potencial hacia un fin común; A esto se le llama Enfoque. A continuación les propongo cinco consejos para enfocar tu negocio:

Conoce tu empresa

El conocimiento es poder, pero no basta con conocer las delimitaciones de lo que hacemos a nivel productivo, las empresas desarrollan rumbos propios, valores,  sistemas de creencias, que se conjugan y crean nuestra cultura organizacional. Saber esto te permitirá establecer parámetros que te orientarán los elementos fuertes en tu empresa y los que necesitas fortalecer. Esto es fundamental pues, al identificar y solidificar estos elementos es que podremos discernir sobre cuáles son las ventajas que le ofrecen nuestros productos a los clientes, y desarrollar estrategias de marketing establecidas estratégicamente para determinados nichos.

Define tu Elemento Diferenciador

El elemento diferenciador es aquel que hace a tu producto o servicio distinto a los demás en el mercado. En un mundo tan competitivo como el nuestro esto es de suma importancia, y entender esto es clave al momento de plantearse cualquier clase de negocio. Debemos establecer características en nuestros productos que los hagan únicos, y este va a ser el motivo por el cual nuestros clientes selecciones y prefieran nuestra marca y no otra.

Existen diferentes caminos que nos permiten definir un elemento diferenciador, ya sea en la calidad del servicio, la variedad de productos, la especialización en una rama específica, la trayectoria de nuestra empresa. El elemento diferenciador corresponde a un valor subjetivo que adquiere un producto específico o nuestra empresa en su generalidad y es el motivo por el cual tiene reconocimiento.

Desarrolle políticas y estrategias que lo ayuden a crear un horizonte

El horizonte empresarial corresponde a una serie de planteamientos que se debe hacer toda compañía para establecer cuáles son las metas a mediano y largo plazo que le permitirán continuar en operaciones a lo largo del tiempo y ser rentable.

Las políticas más comunes que debe tener una empresa son el establecimiento de una misión, una visión y unos objetivos corporativos, que componen la razón de ser de la compañía. Sin embargo no son las únicas, existen multitud de políticas (de calidad, reglamento interno, legales) definidas a través de manuales (de convivencia, de funciones, de procesos) que te permitirán unificar criterios dentro de tu compañía y que ayudará a que todos los miembros de la misma apunten al mismo horizonte.

Delimítate

Parte de reconocer los puntos fuertes y los puntos a fortalecer de una empresa es establecer también unas delimitantes dentro de los procesos productivosy operativos de las compañías. Delimitar las actividades de empresa te permitirá enfocar tu negocio y orientar la atención en aquellos procesos para los que fue creada la misma. Es decir, si mi empresa se dedica, por ejemplo, a la prestación de servicios educativos, se debe enfocar exclusivamente en eso y orientar todas sus acciones a mejorar y fortalecer dicho servicio. Otra de las ventajas de establecer limitantes es que puedes percibir panoramas externos que te pueden llevar a diversificarte sin perder el horizonte inicial. Estas delimitantes no sólo son en el mercado de una empresa, también incluyen las limitaciones espaciales, laborales, funcionales, personales, etc.

Evalúate constantemente

No existe accionar perfecto, ni proceso que esté exento de cambios o mejorías. Es indispensable poner a prueba constantemente los parámetros que hemos definido nuestra empresa, piensa en ella como un organismo vivo que está en un ambiente que cambia con facilidad. Los organismos más exitosos son aquellos capaces de adaptarse al cambio, establece estrategias que te permitan desarrollar cambios de la manera menos dramática para que no veas afectada tu productividad, capacítate y capacita tu personal, mantén pendiente de las normas que regulan tus actividades, los procesos sociales y las nuevas exigencias en calidad. Actualízate en tecnología, repara, prepara, evalúa, estudia e implementa nuevos procesos si es necesario. Ten en cuenta que el elemento fuerte de hoy puede ser un dolor de cabeza a futuro. No temas al cambio, las empresas que no prosperan son las que están demasiado bien adaptadas a un solo medio.

Comparte este post con tus amigos!
Publicado por Mario en Consejos para emprendedores

Todavía no hay comentarios, se el primero!

Escribir un comentario

SI puedes utilizar codigo HTML y emoticones en los comentarios.
NO se permiten insultos, enlaces de Spam ni mensajes en formato SMS.

Tu comentario será moderado la primera vez que lo hagas. Después de eso no será necesario si usas los mismos datos.