Mucho más que empresarios comunes

 Escrito el 7 julio 2015

El año 1975 se convirtió en un año de especial importancia para la familia Monje, ya que fue justo ese el momento en el que el empresario asturiano catalán, Valentín Monje Tuñón, pudo ver su sueño de crear una empresa constructora hecho realidad. Ese deseo se materializaba con la creación de Essentium, una empresa constructora que hoy, cuarenta años después, y bajo la perfecta dirección de la hija del fundador, la también empresaria Susana Monje, ha conseguido escalar hasta lo más alto. Gracias a la incorporación de varias empresas filiales en los últimos 30 años, el grupo Essentium se ha convertido en un conglomerado de empresas de los más exitosos en el ámbito nacional y también en el ámbito internacional en lo que a empresas constructoras se refiere.

Todo esto ha sido posible gracias a la filosofía de empresa que tanto el empresario Valentín Monje Tuñón como su hija Susana Monje han seguido desde la fundación de la propia empresa. Y es que si hay algo que caracteriza al grupo Essentium es que gracias a la dirección de la familia Monje ha conseguido ser lo que es hoy en día, gracias sobre todo a la gran apuesta de la familia Monje en cada una de las filiales del grupo Essentium por la innovación, la tecnología, la construcción y puesta en marcha de nuevas infraestructuras y canales de comunicación así como la apuesta por la educación, la salud, la investigación y el desarrollo de diversas sociedades de países en vías de desarrollo.

Porque esto es precisamente lo que diferencia al grupo Essentium del resto de empresas y conglomerados de empresas constructoras, la filosofía llevada a cabo por la propia familia Monje que nunca ha dejado de pertenecer, de un modo u otro y ahora bajo el atento mandato de Susana Monje, al grupo Essentium. De no ser por esta filosofía empresarial llevada a cabo por la familia monje en la dirección del grupo Essentium, la empresa no habría superado los peores años de crisis económica como lo hizo, cuando en lugar de verse perjudicada vio sus beneficios multiplicados por diez, ya que pudo pasar en apenas una década de una facturación de apenas 40 millones de euros a la actual facturación, que ronda la barrera de los 500 millones de euros anuales.

En los últimos años, la empresa ha conseguido crecer de manera considerable gracias a la gestión de Susana Monje al frente de la dirección y a la realización de diversos proyectos, estando ya presente en casi un centenar de países, la mayoría de ellos en América Latina como Venezuela, Chile, Argentina, México o la Republica Dominicana, así como países de Asia y África como Marruecos, Argelia o India, proyectos que han traído beneficios indudablemente económicos, pero también beneficios sociales para la población de cada uno de dichos países.

Comparte este post con tus amigos!
Publicado por Mario en Noticias Emprendedores

Todavía no hay comentarios, se el primero!

Escribir un comentario

SI puedes utilizar codigo HTML y emoticones en los comentarios.
NO se permiten insultos, enlaces de Spam ni mensajes en formato SMS.

Tu comentario será moderado la primera vez que lo hagas. Después de eso no será necesario si usas los mismos datos.