Rechazar una oferta de trabajo

 Escrito el 20 Noviembre 2014

Rechazar una oferta de trabajo

Hace más o menos un mes envié mi currículum a una empresa. No sé muy bien por qué lo hice, me había enviado la oferta un amigo y al final acabé apuntándome. Hace una semana me llamaron para realizarme una entrevista, yo acepté pero diciéndoles de antemano que no iba a poder empezar hasta dentro de unos meses. Me dijeron que querían conocerme igualmente. Al final fui a la entrevista (en la cual me puse bastante nervioso), y ahí acabó la cosa. Hace pocos días me llamaron para decirme que querían que empezara de inmediato.

En ese momento dudé, las condiciones económicas eran como las que nunca había tenido. Aumentaban mi salario actual en más de un 50%, y me ofrecían un puesto indefinido tras unos meses de prueba. Era como para pensárselo. Lo medité y decidí que no iba a cambiar mis planes, mi sueño es emprender y voy a hacerlo. Si aceptase ese puesto todos sabemos lo que iba a pasar: me quedaría allí hasta que la empresa quebrase o me echase, y si no ocurriese ninguna de las dos cosas me iba a quedar allí hasta que me jubilara. No habría una segunda oportunidad para los sueños de un loco.

Durante estos días he tenido que soportar toda la cultura anti-emprendedora que hay en este país llamado España. Prácticamente el 90% de las personas con las que hablé para pedirles consejo me dijeron lo mismo: “deja tu trabajo actual, aunque sea una putada para tu empresa actual, y vete a la nueva empresa“, o “la otra empresa te paga más, ¿qué es lo que tienes que pensar?”. Por supuesto si decía que no solo no aceptaba el trabajo, sino que además iba a dejar mi trabajo actual en unos pocos meses para ponerme a emprender me llamaban de gilipollas para arriba. Emprender no es una opción. El riesgo no es una opción. La incertidumbre no es una opción.

Da igual lo que digas, la gente solo oye una cosa: “buen sueldo y contrato fijo“, me imagino que la opción de que la empresa vaya mal y cierre despidiendo a todos sus empleados ni la contemplan. Hoy en día ni siquiera estar en una multinacional como Teléfonica te asegura el puesto.

Al final he rechazado el empleo. Les he dicho que hasta dentro de varios meses no podría empezar. Imaginaos si el mercado laboral está mal (de gente cualificada quiero decir), que es posible hasta que me esperen. No por gusto me imagino, sino porque no encuentren a nadie para el puesto. El dueño de la empresa me lo dejó claro: necesitaban a alguien que funcionara y que lo hiciese ya, nada de ir allí durante unos meses a aprender. Querían a alguien que fuera muy productivo y desde el primer momento. Le deseo suerte.

Yo mientras tanto seguiré con mis planes: 12 meses de aventura, de energía, de motivación, y de experiencias.

Comparte este post con tus amigos!
Publicado por Mario en Uncategorized

Todavía no hay comentarios, se el primero!

Escribir un comentario

SI puedes utilizar codigo HTML y emoticones en los comentarios.
NO se permiten insultos, enlaces de Spam ni mensajes en formato SMS.

Tu comentario será moderado la primera vez que lo hagas. Después de eso no será necesario si usas los mismos datos.